Dentro de la comunicación no verbal, los gestos realizados con las manos son los más claros y significativos.
Bien analizados pueden darnos muchos datos sobre las emociones que transmiten los demás.

manos

¿Qué comunicas con las manos?

Un gesto aislado no tiene por qué significar nada concreto.

Un buen analista de comunicación no verbal se fija en un mínimo de tres gestos durante una acción para sacar conclusiones.

Ya vimos en un post anterior qué transmiten las manos con EL APRETÓN DE MANOS O CÓMO SE SALUDAN LOS POLÍTICOS pero hoy nos centraremos en otras posiciones.

El Sancta Sanctorum del lenguaje corporal: cuerpo, manos y pies te lo dirán todo Clic para tuitear

Manos en la boca: ¡no me mientas más!

Según un estudio realizado por la Universidad de Massachussets, el 62% de las personas dicen entre 2 y 3 mentiras cada 10 minutos.

Pamela Meyer, de la Universidad de Harvard, va más allá. Afirma en un estudio publicado en su libro “Liespotting: Proven Techniques to Detect Deception”, que  un ser humano miente entre 10 y 200 veces al día.

¿Existe alguna manera de detectarlas? Sí, existe, pero debes ser  un buen observador.

Cuando decimos algo que  no debemos o incluso cuando escuchamos a alguien decir algo que no debe, el inconsciente hace que nos toquemos total o parcialmente la boca. A veces nos la tapamos, a veces sólo rozamos los labios durante escasos segundos.

En la siguiente fotografía observamos a George Clooney haciendo este gesto durante una entrevista mientras le preguntaban por  una supuesta novia.

Su lenguaje no verbal indica que no le gusta nada la pregunta. Tampoco quiere hablar del asunto. 
Puede que te parezca que este gesto indica que está prestando atención o interesado. Siendo contradecirte: si  se tratara de ese gesto,su pulgar rozaría su barbilla.
 
En la siguiente fotografía vemos a Bill Clinton cuando le preguntaron si había mantenido relaciones sexales con la becaria más famosa de la Casa Blanca. Bill respondió “NO“.
 
Cuando alguien me pregunta si es posible dominar 100% el lenguaje no verbal les muestro la foto.
Bill Clinton es uno de los mayores especialistas en lenguaje no verbal. Hasta él comete errores y, es que, es prácticamente imposible dominar el inconsciente.
Esta fotografía podemos observar por lo menos cuatro gestos que me hacen afirmar que Bill Clinton estaba  
  • Avergonzado
  • Humillad
  • Enfadado.
Te reto a que los identifiques y me los digas.

Manos que tapan

bill-clinton-mano-tapa-caraSoy de esas personas que no pueden ver películas de terror porque me paso más tiempo con las manos tapándome los ojos que mirando la pantalla.

Hay estudios que afirman que, cuando vemos algo que no queremos ver, solemos taparnos los ojos. 

También ocurre cuando mentimos o escuchamos algo que consideramos que no se debería decir o no queremos oír. Sutilmente tapamos la boca o tocamos las orejas.

Cuando los niños dicen o escuchan algo que no deberían, muchas veces se llevan las manos a la boca como diciendo: ”¡ala, mira lo que ha dicho!”.

Es un gesto típico infantil.

 

El Lenguaje no verbal de las manos nos da muchas pistas sobre los verdaderos sentimientos de otros Clic para tuitear 

MANOS QUE RASCAN

¿Te ha pasado que cuando estás incómodo o nervioso y de pronto te pica todo?

Dentro del lenguaje no verbal de las manos, los picores y el posterior rascado dicen muchísimo sobre el estado emocional de la persona.

El picor se produce por la liberación de sustancias (entre ellas, la histamina) por algunas células del sistema inmune. Éste interpreta ciertos estímulos como una agresión y activa este sistema de alarma”, explica Carlos Goicoechea, profesor de farmacología de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

El dermatólogo Gil Yosipovitch Universidad Wake Forest en Winston-Salem (Estados Unidos) dirigió un estudio donde analizaron, mediante imágenes de resonancia magnética, lo que ocurre en el cerebro cuando nos rascamos. Se demostró científicamente algo que ya sabíamos todos: rascarse nos da placer.

Algunas áreas del cerebro asociadas con emociones y recuerdos desagradables se volvían menos activas mientras rascábamos a los participantes” dice Yosipovitch“Sabemos que esta acción es agradable, pero no sabemos por qué. Es posible que rascarse pueda suprimir componentes emocionales del picor y proporcionar así alivio“.

Por eso, cuando esteis hablando con una persona y veais que comienza a rascar alguna parte de su cuerpo podría significar que necesita tranquilizarse o sentir placer inmediato, es decir, se siente incómoda.

Al respecto a muchas variantes, pero podemos seguir hablando de este tema en @Maribahe o en la página de Facebook María Bahe & Company