A estas alturas del mundo, querido lector, seguro que te has dado cuenta que abrazar a otros es algo muy placentero, necesario y agradable.

Aunque no para todas las culturas. Cuanto más al este te vas, menos común es el contacto físico. Es un tema cultural.

EL ABRAZO DEL POLÍTICO

En política se abraza mucho. Sobre todo cuando hay cámaras delante.

Los abrazos se utilizan para transmitir cercanía, amistad o complicidad. Cuando hay rumores de ruptura o alejamiento entre dos políticos y se quiere acabar con el asunto, verás que los sujetos aparecen en una foto abrazándose, de forma más o menos afectuosa.

Ni nuestro inconsciente ni nuestro cuerpo sabe mentir. #LenguajeCorporal #ComunicacionNoVerbal Clic para tuitear

Pero el lenguaje corporal no miente. No señores.

Como vimos en el post Beneficios de la sonrisa o cómo caer bien a la primera es posible saber  cuando un gesto es sincero o es fingido. No ocurre sólo con la sonrisa, también es posible conocer lo que esconde un afectuoso saludo o un emotivo achuchón.

ABRAZO DEL OSO

abrazo-bill-hillaryEste abrazo en envolvente. Ambos brazos rodean la espalda de la otra persona. Puede durar varios “misisipis”.

Es sincero, cercano y emotivo. Va acompañado de una gran carga emocional y no suele fingirse. Aunque en política ya se sabe, el abrazo de hoy puede ser simplemente para calcular dónde clavar mañana el puñal (en sentido figurado, claro).

Este tipo de abrazos los realizan sobre todo en despedidas, proclamaciones, al ganar o perder elecciones, cuando la emoción se desborda, tanto positiva como negativa.

Puede ser un abrazo de ánimo o de felicitación. Siempre trata de transmitir apoyo y cercanía.

Entre mujeres es menos común. Tener en cuenta que las mujeres somos, por lo general, más delicadas y pudorosas ante las muestras de afecto públicas.

Como ya os he dicho no suele fingirse, pero de todas formas, como el cuerpo no miente, existe una manera de saber diferenciar el abrazo del oso amoroso, o del oso traicionero. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo.

 

¡ALEJA TUS CADERAS DE MI!

el-abrazo-obamaCuanto más cerca están dos personas, más confianza se tienen.

Cuando hablamos de semiótica política, esta norma básica de lenguaje corporal tiene un matiz: cuando dos personas se abrazan, el grado de comodidad o confianza es directamente proporcional a la cercanía de sus caderas.

Es decir, dos personas que se abrazan pero no se conocen de nada ni se tienen confianza acercarán exclusivamente la zona superior de sus cuerpos. Quedando sus caderas alejadas una de otra.

Suele verse este tipo de abrazos cuando un político abraza a un miembro de la sociedad civil, alguien de un colectivo una persona que no conoce.

La distancia entre las caderas también revelará el abrazo verdadero del falso.

  • Un abrazo de oso con caderas alejadas…. Malo.
  • Un abrazo de oso con caderas cerca…. Buena señal.

 

PALMADITAS EN LA ESPALDA

el-abrazo-clinton-trump

Supongo que tienes en la memoria el típico encuentro entre dos personajes públicos, por lo general varones, en donde se abrazan efusivamente.

Como eres un lector observador, te habrás fijado también en las clásicas palmadas en la espalda que suelen acompañar al abrazo.

Las palmadas en la espalda son un signo de amistad, de camaradería. #Abrazos #LenguajeCorporal Clic para tuitear

Quien realiza las palmadas suele sentirse cercano a la otra persona y, en cierta manera superior ya que también se consideran una forma no verbal de transmitir apoyo.

Cuando se produce una situación dolorosa o difícil, por ejemplo, en un funeral, es común que dos personas, normalmente varones, se abracen y se den palmaditas en la espalda.

  • La persona que es consolada es quien las recibe.
  • La persona que quiere consolar es quien las realiza.

Bueno amigos, podemos seguir hablando de este o cualquier otro tema en @Maribahe o en nuestra página e Facebook Maria Bahe & Company