HilaryClinton2La carrera por la presidencia de los Estados Unidos ha comenzado y Hillary Clinton sabe que ya no tendrá más oportunidades para ocupar el tan ansiado despacho oval; va a por todas.

Con un “Getting started (“empezando”) dio el pistoletazo de salida a su campaña con un video promocional de  imagen cuidada y pulcra donde reina la normalidad. Sí, normalidad; un vídeo con imágenes sencillas, gente normal con vidas normales, sin grandes promesas ni excesos; sin duda un guiño a la sociedad que ya no quiere políticas de grandes pompas ni anuncios sino de acciones directas que mejoren la vida de las personas.

Esta demócrata de 67 años no es ni la sombra de aquella Primera Dama que padeció con los escándalos de su marido (quien por cierto salió bastante airoso de todos), ni tan siquiera se parece ya, a la candidata demócrata que perdió contra Obama en 2008.

EVOLUCIÓN DE SU MARCA PERSONAL

Su imagen pública ha evolucionado, se ha pulido y perfeccionado. Quizás, todos los pasos que dio, la han llevado a ser lo que es ahora: una candidata firme a la Presidencia de los EEUU, de fama y prestigio internacional (una de sus múltiples ventajas) y que ha conseguido poner distancia entre lo que fue y lo que es.

No tengo ni idea si al final será la candidata demócrata  pero sí puedo afirmar que me está gustando su estilo.

hillary logo.jpg.Muy polémico está siendo por ejemplo la elección de su logotipo, algo que como consultora de imagen política me parece estupendo: si lo que se cuestiona en el inicio de una campaña es el logo y no la imagen o discurso del candidato…. ¡todo va bien!. Personalmente no me disgusta: una “H” con una flecha roja. No es que vaya a pasar a la historia como el mejor logotipo pero es correcto, sencillo y reconocible.

Hillary sin duda tiene varias ventajas: una imagen pública sólida, es conocida internacionalmente y tiene amplia experiencia en asuntos de Estado. Quizás su punto débil es la cierta frialdad que transmite y que la ha perseguido siempre, algo que está tratando de neutralizar en la campaña.

Ya veremos cómo termina esta apasionante carrera que se puede poner aún más interesante si Joe Biden  termina presentandose también. Estaremos pendientes.

Podemos seguirnos también en Twitter @Maribahe y en mi página de Facebook María Bahe & Co