NV0eHnNkQDHA21GC3BAJ_Paris LouvrUn bebé en el Congreso, diputados con rastas, sin corbata y mucho menos con chaquetas. Vaqueros, camisetas rotas y looks diferentes de Sus Señorías.

Los nuevos Diputad@s al Congreso 3.0 (ya no sé por qué número vamos) tienen una imagen política algo diferente. No es cuestión de estilos, cada uno puede ir como le dé la gana, pero si decides romper con las normas de protocolo y arriesgar con tu imagen, no te quejes cuando te critiquen. Como diría mi madre: “quien dice lo que quiere, escucha lo que no quiere“.


Una imagen pública se crea con la suma de varios elementos: Esencia + Estímulos correctos + público correcto + coherencia. Si al resultado de eso le sumamos el transcurso del tiempo, tendremos la reputación pero, en la compleja ecuación de una buena imagen política hay que añadir una “nueva x”: la cercanía.

Captura de pantalla 2016-01-15 a la(s) 18.15.49

Ser cercano debería formar parte de la esencia de un político. No es un elemento diferente ni debería ser un elemento diferenciador. Es parte de una forma, una manera de ser, de una idiosincrasia personal que todos los que se dedican a la política deberían llevar “de serie”. Pero no es así, por desgracia.

Puedes Ser, pero no lo vas a Parecer.

En los últimos tiempos estamos viviendo en España una época de cambios, de transformaciones a todos los niveles pero sobre todo a nivel político. Una evolución democrática, me gustaría pensar. Eso espero, porque lo contrario, la “involución“, sería algo con catastróficas consecuencias. No se trata sólo de imagen política.

Sin embargo, con el tema de “la cercanía” se están pasando de frenada algunos.

A ver, está genial ser cercano y natural. Pero a la esencia del personaje hay que sumarle también la esencia del cargo. Os lo voy a intentar explicar de manera sencilla. 

Ir desaliñado no trasmite cercanía, transmite que vas desaliñado. ¿Eso es lo que Sus Señorías quieren transmitir? si es así, ¡felicidades! ¡lo has conseguido! Pero ojo, como dije en un post anterior: “Embajadores de marca: cuando lo público y lo privado se confunde“, lo público y lo privado están separados por una línea muy fina, es decir, si tu aspecto no está a la altura de las circunstancias, tu trabajo va a ser juzgado también así. En este caso, podrás ser alguien muy profesional, pero no lo vas a parecer. 

Ir desaliñado no es ir sucio.

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez.

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez.

Tras la exhibición de looks en el Congreso, comenzaron las críticas. Era de esperar. Pero es cierto que ir desaliñado no es ir sucio, aunque lo puede llegar a parecer.

Como he dicho antes, el look excesivamente informal y alternativo se percibe por los demás como descuidado. Es así. Te guste o no. Es cuestión de percepción.

Dicho esto, es de justicia también dejar claro que estos estilos son buscados, es decir, son outfits. Nada tiene que ver con la higiene personal.

De hecho, el cuidado de las rastas es bastante costoso y meticuloso. Hay que protegerlas con aceites y cremas especiales para llevarlas bien y no es, en ningún caso, sinónimo de suciedad.

Un bebé en el Congreso

bescansa-candidata-de-podemos-a-presidenta-del-congreso-acude-con-su-bebe-a-la-votacionCon el tema de la diputada que ha llevado a su bebé al trabajo, en mi opinión, estamos equivocando el debate: no se trata de llevar o no llevar, sino de si era necesario o no.

Se trata de que Su Señoría tenía otras opciones, como dejarla en la guardería del Congreso, o contratar a un profesional para que cuidara al bebe  (su sueldo se lo permite, créeme). Pero no lo hizo, y convirtió una reivindicación legítima en una demagogia ofensiva para el resto de personas que sí tienen un problema en conciliar la vida familiar con la profesional.

Cercanía no es vulgaridad

Dicho todo esto, habiendo dejando claro los conceptos, mi opinión es que estamos confundiendo cercanía con vulgaridad y nada tienen que ver.

No se trata sólo de si llevar rastas o no. No se trata de si llevar corbata o no. No se trata de si llevar zapatos Oxford o zapatillas. No se trata de llevar barba o no (te recomiendo mi post: La barba: cómo llevarla de manera correcta) La imagen política va más allá de personalismos, porque no se trata de ellos sino de lo que representan

Bueno amigos, podemos seguir hablando de imagen y comunicación pública en @Maribahe o en Facebook María Bahe & Co.