personal branding¿Quién eres? ¿Qué vendes? ¿A qué público te diriges? ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Cuáles son tus objetivos?

Estas son las principales preguntas que debes contestar y tener claro para empezar a definir tu personal branding o imagen de marca.

Estamos acostumbrados a ver anuncios y campañas de marketing para productos, empresas y marcas en general.

Pero ¿ y si tu producto eres tú? Pues para eso tienes a expertos como nosotros que te ayudamos a definir, crear y perfilar tu personal brandig, tu marca, el “¿quién eres y qué haces?”.

Marca Personal para principiantes

Parece sencillo, todos creemos tener claro lo que somos, pero en la realidad no es tan simple.

Piensa un adjetivo calificativo para definir a Apple. Esa es su imagen de Marca #MarcaPersonal Clic para tuitear

Tuve un cliente hace unos meses que tenía una web fantástica, moderna e impactante. Le llovían las propuestas de trabajo pero al final no terminaban de cuajar.

Al analizar la situación nos dimos cuenta que estaba gestionando mal su imagen de marca: la web estaba enfocada a un sector para el que no estaba preparado aún. Es decir, su web atraía a clientes potentes pero no tenía las infraestructuras necesarias para realizar esos trabajos.

Este es un problema muy común, pero para eso está el personal branding, que no es más que un estudio de tu marca propia. Si trabajas en ella llegarás a tener una buena imagen pública y, con el tiempo, una excelente reputación.

Ahora plantéate qué pensarán los demás al hacer la misma pregunta sobre tu empresa o sobre tí mismo… peeero hazlo sin trampas, no es lo mismo lo que piensan realmente los demás a lo que tú crees que piensan los demás.

Esencia y valores son los cimientos sobre los que construir tu imagen de marca #MarcaPersonal Clic para tuitear

Elementos de una marca personal

Parece un concepto algo abstracto, lo sé por eso trato de resumirlo en los siguientes puntos:

  1. ESENCIA: ¿quién eres? ¿Realmente lo sabes? Sitúate en el tiempo y el espacio y sabrás mejor enfocar tu producto. Tu esencia es la base sobre la que se sustentará toda tu imagen de marca.
  2. OBJETIVOS: ¿qué quieres?
  3. SINGULARIDAD:  ¿qué haces mejor que los demás?, ¿en qué destacas?
  4. REALISMO: ¿en qué eres malo? si quieres mejorar vas a tener que hacer un ejercicio de autocrítica, ¡con sinceridad!
  5. PÚBLICO OBJETIVO: ¿para qué público hablas? ¿a quién te diriges realmente? Expertos, directivos, consumidores, ¿de qué franja de edad?
  6. CONEXIÓN: ¿cuáles son las necesidades de tu audiencia? Conecta con ellos y ¡cómete el mundo!

Una vez tengas claros todos estos conceptos podemos comenzar a trabajar tu imagen lanzando los estímulos correctos, a la audiencia correcta y de la mejor manera, todo ello con COHERENCIA.

Una marca personal no es buena ni mala. Es adecuada o incoherente #marcapersonal Clic para tuitear

Uno de los errores más comunes a la hora de comenzar a emprender (incluso en empresas y profesionales con años de experiencia) es empeñarse en transmitir un mensaje a todo tipo de público de la misma manera.

ERROR ERROR ERROR. No comunicarás igual a adolescentes que a personas más mayores, ni tu producto o tu marca va a interesar a todos ni la manera de realizar las campañas de promoción será igual.

Por eso es necesario que tengas claro cual es tu imagen de marca y que comiences a trabajar en ella.

Podemos seguir hablando de este o cualquier otro tema en @Maribahe o en la página del Facebook María Bahe & Co.