Obama-and-Cameron-team-up-007La mejor campaña electoral es la que dura cuatro años (en España), es decir,  la campaña comienza el mismo día en el que se ganan (o pierden) las elecciones. Si esto se tuviera en cuenta otro gallo cantaría. Sin embargo se acercan elecciones, empiezan los nervios, y los análisis obsesivos de las encuestas.

De pronto, a todos les preocupa algo que deberían haber previsto hace muchos años: existe un abismo entre la figura del político y la sociedad, no conectan con la calle. “¿Qué pasa? Con lo maravillosos que somos y el gran trabajo que hacemos” se preguntarán algunos.

El secreto está en SER, no en PARECER, porque si ERES parecerás, pero si sólo PARECES tu imagen pública se desmoronará tarde o temprano.

 

LA MEJOR ENCUESTA: EN LAS URNAS

Siempre he pensado que, en cuestión política, la mejor encuesta es la que se hace en las urnas. Sin embargo los políticos y las encuestas tienen una relación amor-odio: el problema es que ninguno se termina de fiar de ellas. Cuando le preguntas a un político qué le parece su mal resultado en las encuestas, siempre te dirá respuestas vagas, o le restará importancia. Si la pregunta la haces en privado y te tiene confianza, te dirá, sin embargo, que manejan encuestas internas donde salen mejor parados.

Bueno, dejando a un lado el apasionante y complicado mundo de las encuestas, es una realidad que en los últimos tiempos estamos viendo un titánico esfuerzo de la clase política por acercar su imagen a la sociedad. Como decía Oscar Wilde: “ser natural es la más difícil de las poses“.

¿Os habéis dado cuenta que de pronto parece que los políticos tengan vida más allá de sus despachos? Esta técnica de marketing político tan novedosa en España viene haciéndose, como todo, hace muchos años en Estados Unidos e incluso en América Latina.

Hay que acercarse a la gente pero no sólo en campaña, sino desde el primer momento.

 

 

LA CERCANÍA DEBE SER NATURAL

 

En el programa de @JesusCalleja, Planeta Calleja, ya han aparecido varios políticos. Algo que ya hizo Obama en “El último superviviente“. El Presidente americano ya nos tiene acostumbrado a este tipo de actividades. Se le ha visto jugando al baloncesto y al ping pong con David Cameron; preparando sus propiosburritos” en un centro social o comiendo hamburguesas como si tal cosa.

En nuestro país se está poniendo de moda salir  en el programa televisivo: “El Hormiguero”, donde hemos podido ver el lado más desenfadado e informal de nuestros políticos, incluso alguno ha sido comentarista de programas deportivos. Parece que esta va a ser la campaña más televisiva de los últimos tiempos, ya veremos si desbanca a las RRSS, ¡todo es posible!

No está mal, me parece una buena estrategia para mejorar su imagen pública y conseguir ese ansiado acercamiento a la sociedad, pero no debemos olvidar que estas acciones no ganan elecciones, simplemente humanizan la figura de los políticos.

En España, como en cualquier país democrático, el voto del gran ejecutivo vale lo mismo que el de la persona más humilde, eso significa que los políticos deben conectar con toda la sociedad en general, ser capaces de bajar de los cielos a los suelos e intentar conectar, tanto con el pueblo llano, como con los miembros de la High Class (en otro post hablaremos de la segmentación de los votantes según el partido político al que representen). 

Pero no todo vale, el mismo mensaje no llega igual a un sector de la sociedad que otro ni se debe transmitir de la misma manera. Pero en cuestión de actitud (que no aptitud) es cierto que el sector político debe hacer un esfuerzo para acercarse a la ciudadanía.

Esto significa que hay que lanzar los estímulos adecuados, al público adecuado, de la mejor manera posible. 

 

Pero no toda nuestra clase política se suman de repente a la moda de “humanizarse”. No olvidemos a esos políticos de ciudades o pueblos que llevan años en una continua campaña de acercamiento, saliendo a las calles, hablando con sus conciudadanos y haciendo, sin apenas darse cuenta, este tipo de marketing político tan actual y tan cotizado ultimamente.

Podemos seguir hablando del maravilloso mundo de la imagen y comunicación pública en @Mariabahe o en Facebook María Bahe & Co.