Hace casi diez años me pregunté cómo personas similares, con vidas parecidas pueden tener pensamientos tan opuestos. ¿Por qué, si dos personas han tenido una educación casi idéntica, sus gustos o intereses no son iguales?

Buscando la respuesta me formé en el maravilloso mundo de la #Percepción.

Recorrí literalmente medio mundo para encontrar la solución. Estudié mucho, abrí los ojos y los oídos y comencé a absorber conocimientos.

La respuesta es una mezcla entre axiomas antropológicos y axiomas neurológicos. 

¿Cómo percibimos?

 

#REGLA1: se percibe porque se compara

Cuando recibimos un estímulo, nuestro cerebro lo procesa, lo ordena, lo clasifica y lo compara con algo que ya conoce.

Los niños pequeños aprenden a través de acción-reacción-comparación. A medida que ven, observa escuchan y experimentan van clasificando las acciones como buenas o malas. Positivas o negativas. Placenteras o dolorosas.

Se empieza así, pero el asunto se va complicando a medida que vamos creciendo.

#REGLA2: recordamos emociones

La clasificación de esos estímulos dependerá de las emociones que nos produzcan en el momento de ser percibidos.

Si un estímulo es clasificado como positivo, en el futuro, un estimulo igual o similar será percibido por nuestro cerebro de la misma manera.

#REGLA3: no todo lo que percibimos es real

Alucina, vecina. Nuestros deseos y emociones pueden hacer que percibamos de una manera distorsionada la realidad.

No lo digo yo, lo dicen cientos de estudios, entre ellos uno de la Universidad de Cornell donde se determinó que, como norma general, la percepción que tenemos de nosotros mismos es más “optimista” que la realidad.

En este apartado también podríamos hablar del conocidísimo efecto placebo. Este efecto explica que nuestra certeza sobre algo, por ejemplo el buen funcionamiento de un medicamento, puede bastar para que produzca el efecto deseado.

Pero hay muchísimos casos. 

percepción

El enamoramiento puede hacernos ver a otra persona de una manera no tan real. O la sugestión, que puede hacer que nuestro cerebro perciba sensaciones irreales e incluso tengamos alucinaciones visuales o auditivas.

Nuestra mente es capaz de crear falsos recuerdos y hacerlos pasar como reales. En esto se basa el paradigma de Deese-Roediger-McDermott.

Se han realizado múltiples estudios sobre el tema, entre ellos el liderado por Antoni Rodríguez-Fornells, profesor de investigación ICREA en el Departamento de Ciencias Fisiológicas II de la Universidad de Barcelona (estudio en inglés).

Nuestra mente es capaz de crear falsos recuerdos y hacerlos pasar como reales #Percepcion Clic para tuitear

#REGLA4: no es lo que parece

El color de una taza de café influye en la percepción del sabor ¿lo sabías? 

El Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la Federación Universitaria de Australia, realizaron un estudio sobre este asunto.

Concluyeron que el color de la taza influye en la percepción del sabor del café.

#REGLA5: todos tenemos razón

Distintas perspectivas pueden dar lugar a realidades paralelas sin necesidad de que una de ellas sea falsa o verdadera. Simplemente son así para la persona que lo percibe. Dejando a un lado axiomas indiscutibles de índole científico.

A parte de una verdad neurológica, esta regla es una de las #LeccionesDeVida que he aprendido a lo largo de los años. A golpes. Como se aprenden las lecciones importantes. Para que se te  metan bien en la cabeza.

Tu verdad, aquello que crees, que sientes o piensas no tiene por qué ser la realidad de otra persona. Darse cuenta de esto puede resultar trágico o cómico, pero sea como sea, siempre resulta útil.

En conclusión, podemos establecer una pauta en la manera de percepción de la realidad entre sujetos similares a nivel educacional, cultural y antropológico. Pero será un simple acercamiento a la verdad ya que nuestra realidad, gusto y elecciones estarán determinados por nuestras vivencias, entorno social, educación y demás factores externos.

Sin embargo, la ciencia sigue sin encontrar una respuesta rotunda al por qué personas iguales (como gemelos idénticos), criados en iguales ambientes y con unas vivencias similares tienen maneras de pensar opuestas.

Bueno amigos, podemos seguir hablando de este y otros temas relacionados en @Maribahe o en la página de Facebook más interesante de internet María Bahe &Co.