martin-malley¿Cuál es el colmo de un político en campaña? (chiste): que sólo vaya una persona a tu mitin y no logres convencerlo.

La realidad ha superado a la ficción, como siempre. Atentos a la noticia: un candidato demócrata no logra convencer al único asistente a su mitin. Parece un chiste pero no lo es. La noticia fue publicada en muchos medios internacionales.

Las campañas electorales son guerras de percepción

Lo que me deja perpleja de esta noticia no es que fuera sólo una persona al mitin (estaban en medio de un huracán y no quisieron suspender el acto), ni siquiera que no lograra convencerlo.

Lo que realmente me resulta impactante es la figura del asistente: una persona que, en medio de una terrible tormenta, con vientos huracanados, una lluvia que caía de manera incesante a modo de cortina de agua y un frío que pelaba, ¡fue al mitin!

A pesar de todo, contra viento y marea, luchando contra los elementos….pero ¡¡allí estaba!! Podría decirse que alguien que hace eso es un público fácil para un político. Un fan, palmero, asesor o simpatizante. Pero alguien que hace algo así,a priori, debería ser afin a la causa ¿no? Pues no, amigos. Este hombre no fue convencido…..

O tal vez el candidato era un manta, un zote, lo peor de lo peor en cuanto a candidatos presidenciales. Una persona que no gana, sólo pierde cada vez que abre la boca.

Parece que no era el caso. Martin O´Malley fue alcalde de Baltimore y Gobernador de Maryland. No sólo eso, hay una serie inspirada en él como personaje político: The Wire.

Este candidato seguro conocía las siguientes técnicas para convencer. Pero en política, como en la vida, todo es susceptible de empeorar en cualquier momento.

Las #CampañasElectorales son guerras d percepción:los soldados son los candidatos y la batalla la… Clic para tuitear

TÉCNICAS PARA CONVENCER

 

VANIDAD, MI PECADO PREFERIDO

Me encanta esta frase. Escribí un post en su honor hace unos meses.

Es la frase final de la película “Pactar con el diablo” y la dice Al Pacino, que encarna a Satanás. Todos tenemos un Ego que adora que le adulen (sí, tu también). Criticamos sin descanso a los pelotas  pero se convierten en “personas muy amables” cuando somos nosotros el centro de sus alabanzas.

Esta técnica para convencer debe hacerse de manera discreta y, dependiendo del resultado puedes ir incrementando la potencia de los halagos.

COMENZAR LLEGANDO A ACUERDOS PEQUEÑOS

Los psicólogos saben que es más sencillo convencer a alguien una vez hemos encontrado un punto o tema en el que estamos ambos de acuerdo. Por ello, un buen negociador empezará su discurso tratando de encontrar aquello que une más que aquello que separa. Una vez se ha conseguido tender ese puente entre las partes, resultará más sencillo alcanzar acuerdos mayores.

NO EXISTE UNA VERDAD ABSOLUTA

Todos tenemos nuestra razón, nuestra manera de ver las cosas. Muchas veces no existe una verdad absoluta sino tantas como puntos de vista. Por eso, es posible intercambiar argumentos sin necesidad de insultar. Ejemplo: no es lo mismo decir: “no llevas razón en absoluto y tu argumento me parece una basura” que decir : “tu punto de vista es razonable pero ¿qué te parece esta visión del asunto?“.

UTILIZA EL LENGUAJE CORPORAL A TU FAVOR

Como ya os he dicho muchas veces, el lenguaje corporal es una autopista directa a nuestro inconsciente y va en dos direcciones: por una lado, influye en tus emociones y, por otro, las transmite.

Puedes usar tu cuerpo para hacer que otra persona se sienta más cómoda o te perciba como alguien poderoso, creíble o afable.

En este enlace tienes la sección de comunicación no verbal del blog donde encontraras todos los detalles para vencer, convencer e influir a través del lenguaje corporal.

Sólo me queda decirle a @MartinOMalley: i love you. Fantástico. Además creo que hiciste bien. Al ver que no conseguías convencer al señor, decidiste simplemente sentarte con él y hablar de la vida en general. Todos mis respetos y gracias por haber inspirado este post

Bueno amigos, podemos seguir hablando de imagen y comunicación pública en @Maribahe o en la página de Facebook María Bahe & Co