apestas¿Y si no caes bien? ¿Y si tu marca personal es la madrastra mala de las Marcas Personales? ¿Y si eres un repelente niño Vicente? ¡¡¡Felicidades!!! Seguro que tienes un público fiel y entregado.

Y es que, los malos de la película también tienen sus fans (o tenemos..). De hecho, los seguidores del lado oscuro tienden a ser más leales que los “grupies” de movimientos más nice.

La Marca Personal Coherente

Hoy voy a reivindicar el poder de los malos. El poder de aquellos que caen mal. ¿Qué pensabas? ¿Que las marcas personales siempre son en positivos? Pues no, amigo mío, también las hay en negativo y suelen tener muy buenos resultados.

Ser el malo malísimo tiene sus ventajas:

  • Puedes decir lo que te da la gana.
  • Puedes hacer lo que quieras ( siempre dentro de la legalidad, por favor).
  • Puedes saltarte el protocolo, romper con lo establecido y cambiar los roles.

También tiene sus inconvenientes, pero como eres malo, pues pasas de lo que piensen los demás. De hecho, las marcas personales de los malos suelen ser más sólidas, más templadas. Suelen ser marcas más pesadas ya que han crecido regadas por las críticas constantes y, a pesar de ellas (o gracias a ellas) son lo que son hoy en día.

Ejemplos de Marca Personal Apestosa

DONALD TRUMP: el anti candidato. La antítesis del político actual, hace todo lo contrario a lo que le recomendaría cualquier experto en comunicación. Sin embargo, está destacando. Hace tiempo escribí un artículo sobre su imagen pública donde indicaba que uno de sus puntos débiles era su “incontinencia verbal“. Bien, pasado el tiempo, ese punto débil se ha convertido en su bandera.

Todas las cosas que deberían hundirle le impulsan hacia arriba, ¿por qué? cuando tu imagen de marca es transgresora, cruzar los límites de lo políticamente correcto es exactamente lo que te otorga la coherencia pública, pues es exactamente lo que se espera de ti.

¿A los malos se les perdona todo?

maxresdefault
PREGUNTA: ¿por qué si Donald Trump dice una barbaridad no repercute tan negativamente como si, el mismo comentario, fuera hecho, por ejemplo, por Hillary Clinton?

RESPUESTA: porque en la esencia de Donald está hacer ese tipo de cosas, en la esencia de Hillary no.

Si tienes una imagen de transgresor, te mueves en esa franja, es decir, puedes lanzar estímulos considerados menos apropiados o más agresivos sin que eso te haga caer.

Pero si tu marca personal está cimentada sobre una imagen de ángel celestial, cualquier salida del tiesto te hará tener una crisis de imagen.

En esta ecuación hay otra “x“. Las personas que perciben como “positivos” los mensajes que lanza Donald Trump tienen, digamos más, anchas las espaldas, es decir, aceptan mucho mejor las salidas de tono o todo aquello que es políticamente incorrecto.

Cuando se trata de errores de imagen, aquellos cometidos por los malos son mejor aceptados que aquellos cometidos por los buenos. Angeles Vs demonios = ganan los demonios.

Los personajes pueden tener una Marca Personal oscura. Las empresas no #MarcaPersonal Clic para tuitear

 

Mala reputación empresarial

Para que nos aclaremos, marca personal es sinónimo de reputación, sólo que ahora lo llaman así. Más cool

Bien, una persona puede hacer que los aspectos negativos de su imagen sean su fortaleza. Una empresa no. Se hunde. Muchas críticas igual a pocos clientes.  

Muy potente tiene que ser tu marca para aguantar críticas continuadas en el tiempo.

¿Qué hacer ene estos casos?  Existen técnicas para mejorar la imagen de marca y gestionar una crisis de reputación. Lo más importante es continua, seguir adelante, tratar de solucionar el asunto.

La Imagen es dinámica

 Es decir, puede cambiar.

Si no me crees mira el caso de Steve Jobs, en concreto de Apple. Una marca hoy es día sinónimo de calidad, pasó por malos momentos hasta llegar a convertirse en lo que es.

No se trata simplemente de hacer más publicidad. el cambio debe ser más profundo. Más consistente. Cuando una imagen de marca cambia, debe hacerse desde los cimientos, con una buena base. 

Bueno amigos, podemos seguir hablando de imagen y comunicación pública en @Maribahe y en la página de Facebook María Bahe & Co